Modificación de la propuesta de relato

Hace unos días os proponía escribir un relato con una serie de requisitos. Varios lectores me han comentado en privado que los elementos eran demasiado numerosos y variados para encajar con facilidad o con naturalidad en un mismo relato. (Se ve que no pensaron en que parte de esos elementos podí­an incluirse en una noticia que formara parte del relato; o que se podí­a componer un episodio literario o cinematográfico dentro de otro).

Algunos lectores, además, comentan que les resulta muy complicado partir de una sucesión de hechos para componer un sentido, en lugar de partir de un sentido y luego escoger las escenas, que es el esquema que ellos suelen aplicar cuando escriben. Para estos lectores/autores , un procedimiento más “normal” de escritura consistiría en “escoger un solo suceso llamativo a partir del cual desarrollar, en lugar de un montón de acciones anodinas”.

Mi propuesta era simplemente una forma de ponerse en marcha, en la lí­nea de las múltiples propuestas que se recogen en libros tipo taller literario como el de Felipe Montes “1303 ejercicios de creación literaria” y no la fórmula para el cuento perfecto, pero me ha parecido interesante hacerme eco de estas opiniones, porque ilustran la forma de trabajar de algunos autores. Y también creo que será bueno que reduzca el número de elementos a integrar en el relato, para ver si así­ no me quedo yo sola escribiendo el cuento/reto, que ya lo estoy viendo 🙂

Así que -redoble de tambor- ahí­ va el enunciado “reducido”: el relato deberá incluir a alguien que sale de casa sin documentación, que observa un despliegue policial importante en un edificio oficial y que se encuentra con un grupo de gente ejerciendo la carrera para la que él estudió y siente la tentación de sustituir a uno de ellos que parece estar teniendo dificultades.

Creo que puesto así­, es bastante factible sacar algo de ahí y que además hay posibilidad de diversos enfoques (más centrado en la acción con la cosa policial, más reflexivo sobre el miedo o la identidad, más nostálgico pensando en el pasado, las expectativas no satisfechas; a gusto del autor).

(Ahora vendrá alguien comentando en privado que hay demasiados pocos datos para ponerse a escribir. Que él o ella es de los que se crece con los retos, de las personas a las que les gusta encajar elementos aparentemente dispares…, que encuentra un secreto placer en ello, además de que suele hallar sentidos inesperados; de acuerdo, de ser así, siempre puede intentar ceñirse a la propuesta original).

3 respuestas a «Modificación de la propuesta de relato»

  1. A mí­ me parece que hay a la vez demasiados sucesos y demasiado pocos, como Bart Simpson con la comida… más picante… más picante.. demasiado picante…

  2. Hay libertad para añadir aderezos picantes o para darse a los antiácidos… ja ja ja o para usar el relato para describir un mundo paradójico con demasiados sucesos y demasiado pocos al mismo tiempo.

Los comentarios están cerrados.