Cumpleaños mestizo y prejubilación de Elsinora

Ayer celebré mi primer cumpleaños de regreso en Madrid, junto con mi hermano, en una Chueca sin aglomeraciones, pero en medio de un calor que se podí­a cortar.

La cosa resultó bien: la gente se divirtió y se mezcló razonablemente. Por mi parte, yo también me divertí­ con y sin delantal, mezclando ingredientes, influencias y grupos de amigos y comprobando la salud de algunos de los lazos de siempre. Aparentemente, mi Chicken Tikka Massala (con el permiso de Sharwood’s) ha mejorado: dejar el pollo en salsa varias horas antes de consumirlo ayuda a que el pollo coja el sabor del curry, está claro; pero también puede ser que los paladares se hayan ido adaptando más al sabor (además de que la salsa de Sharwood’s es menos picante que la Patak’s).

No hubo grandes cambios que reseñar salvo que la mayor parte de las caras que estaban allí­ no estaban en los tiempos de Londres (algunas estuvieron en algún momento), que la rúcula se llama rúcula y no rocket, que las cervezas Stella son más difí­ciles de conseguir y se pagan en euros (y por tanto más baratas), y que faltaban algunas caras que poblaron mi paisaje durante dos años.

La que sí­ estaba era la dinámica Mayéutica, habitante por tres años del South East londinense y aficionada también a estas cosas de la literatura y lo multicultural. Brindamos con nuestras Stellas, como quien brinda con la magdalena de Proust tratando de palpar la textura del tiempo “perdido”. Ignoro lo que pasarí­a por la cabeza de Mayéutica en ese momento; de hecho ignoro muchos detalles de lo que pasaba por la mí­a, pero intuyo que debo buscarlo y que probablemente esa búsqueda la haré con lápiz y papel y en clave no bloguera.

Algunos amigos que siguen mi blog protestan ante mis comentarios sobre su anunciado cierre. Lo que puedo decir es que hoy por hoy, “Mi no entender” no me aporta en términos de resultados ni en feedback (sólo siete comentarios en un mes) un estí­mulo proporcional al tiempo y energí­a que le dedico, sobre todo teniendo en cuenta que el tiempo que le dedico al blog no se lo puedo dedicar a escribir ficción. Esto puede cambiar y se pueden encontrar sistemas de hacer compatible el blog con otros proyectos si los alicientes se incrementaran (por efecto de mayor número/frecuencia de comentarios, por ejemplo :-)), pero en principio, visto lo visto, me parece que lo más probable es que los últimos post salgan en agosto, comentando la estancia en China (Las clónicas pelplejas desde China, como sugerí­a Parianea).

Imprimir

3 respuestas a «Cumpleaños mestizo y prejubilación de Elsinora»

  1. Plometen…
    ¿Tendlán solbetes tan licos como los que peltlechamos en tu cumple?
    Besos, guapa.

  2. Yo a veces también echo en falta recibir más comentarios pero al final sigo escribiendo… ya veremos de tus andanzas por China (qué envidia).

  3. Parianea: Tendlán solbetes de nalanjas de la China, segulo, pelo no tan licos como los que nos malavillamos nosotlos en mi cumple.
    Rafa: Sí­, es verdad que la falta de feedback se hace cuesta arriba…

Los comentarios están cerrados.