A pocas horas del gran momento

La juventud me abandona minuto a minuto. Baja de la cabeza tronco abajo y noto cómo desciende por mis venas y escapa por las puntas de los pies. Faltan exactamente dos horas para que abandone el grupo de los jóvenes e ingrese en el de… ¿cómo se llama? ¿la gente de mediana edad? ¿cómo se llaman los mayores de 35 años? ¿adultos? ¿gente sensata? ¿padres? ¿lo que uno pensaba que sería de mayor cuando llegara a mayor? Porque parece mucha transformación para el poco tiempo que queda…

A ver si soy capaz de explicar la sensación que supone traspasar la lí­nea. Me noto, cómo decirlo, siento que tengo los huesos como llenos de calcio (lo mismito que les pasaba a Faemino y Cansado ;-))). Y ando pelí­n cansada a estas horas del domingo. Será el carapantallismo que aún me dura (mezclado ahora con el Ulises de Joyce, para que no me aburra). ¿O será la edad? Es que como llueve tanto por La Pérfida, con la humedad, los huesos llenos de calcio y demás… está una torpona. Eso será.

9 respuestas a «A pocas horas del gran momento»

  1. Jaaa-piveer-dei, tuuullú !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    No te deshagas de un gramo del calcio de tus huesos. Lo necesitarás más adelante.
    Ailobiu, guapa, por muy old que te vayas haciendo!

  2. ¡Felicidades, Elsinora! Alégrate, bonita, que cumplir años es mucho mejor que no cumplirlos.
    Ah, y pásate por la Tonicapertutti, que tienes un regalito.

  3. P.D.: otra cosita. Tu enlace a la Tonicapertutti lleva a la categorí­a “general”, que es la que menos se mueve. Creo yo -es una sugerencia, tú verás- que serí­a mejor que fuese a “inicio”. Es que si no, no vas a ver tu regalito.

  4. Grazzie per tutti (¿se dirá así?). Muy chula la foto (y mola ver que doy el pego y parezco lista y trabajadora
    ;-)) Y fijaos que de repente me he encontrado también una felicitación de PiliB agazapada en un mail anterior.
    Ah, y me alegro mucho de cumplir años. Es que me salió el punto melodramático, que el blog y las circunstancias acentúan.

  5. Ya he cambiado el enlace, by the way, así­ que los que quieran curiosear mi regalo cumpleañero tonicapertuttero no tienen más que pinchar en el enlace llamado precisamente Tonica per tutti.

  6. Felicidades!

    Ah, y si esperas que el poner años encima te dé seriedad y sabidurí­a, abandona toda esperanza. A mi mi abuela me viene diciendo desde los 20 que ya maduraré… pero como no madure el pino con el que me hagan la caja de aquí­ a muchos años…

    Mi trauma fue cuando me quitaron la tarjeta joven… ahora ya no me preocupa nada.

  7. Es verdad, lo de la Tarjeta joven marcaba (¿era a los ventiseis, no?), porque además tení­a consecuencias económicas inmediatas.
    Y ya, ya sé que la sensatez y la sabiduría no son cosa únicamente temporal, pero algo hay que decir, ¿no?

  8. No seas burra… Cada mayor de treinta y cinco años se llama de una manera… Si no, vaya lío…

  9. Canastos, Simoneta, ¿así que puedo conservar mi nombre de “soltera” aunque ya sea una mayorzota adúltera? Bueno es saberlo.

Los comentarios están cerrados.