Polí­ticos con vis cómica

He aquí un diálogo recogido por nuestros reporteros en medio de esta campaña electoral. Los interlocutores no están identificados pero nos son tan familiares…

-Al pan, pan, y al vino, vino. Las peras son peras, las manzanas son manzanas.
-Eso es relativo.
-España es España es España es.
-Ese concepto ha variado a lo largo de la historia. La nación es un concepto discutido y discutible. Y aún le digo más: es saludable que así sea.
-¡Es usted un bobo solemne!
-Y usted un patriota de hojalata.

Peras diabólicas
Fíate tú de las peras; Anja – Pixabay

(Aquí­ los interlocutores anónimos pasan al terreno del insulto y pueblan sus intervenciones con expresiones malsonantes como “canastos”, “centellas”, “córcholis” que por respeto a nuestros sensibles lectores hemos tenido que retirar; además, parece que se despeinan un poco y se aflojan la corbata, pero este extremo no se ha podido confirmar).

-Porque así tiene que ser, porque así­ ha sido siempre, por los siglos de los siglos. Al pan, pan, y al vino, vino. Las peras son peras, las manzanas son manzanas.
-Ya le digo yo que las categorías son relativas. Insignes taxonomistas, el principio de incertidumbre y la gente de la cultura de este país sostienen que…
-No me hable de macroeconomía, ni de insignes taxistas, ni de “untados”, hombre. A mí lo que me interesa es el artista que se levanta a las ocho de la mañana.
-Lealtacidaz, lo importante es la lealtacidaz.
-Y tú más.
-Y tú mucho más.

Y aquí  lo dejamos, porque los insultos decimonónicos volvieron a salpicar la conversación y nos pareció que ya habíamos tenido bastante, ¡córcholis!