Christmas a la japonesa y una sopa de carne bilingüe

También había fotos de maderas para atar los barcos en los puertos (¿Se llama “tocón”?), de Chicago, maderas viejas que ya no se usan pero permanecen allí. Me interesa ese tipo de cosas que están en desuso pero permanecen, me explicó. Estructuras de edificios, con su tramazón geométrica en perspectiva. Una foto de una niña japonesa junto a una mujer mexicana. En algun momento de este torrente de información artístico personal Yoko me sacó un sobrecito y me dijo que era para mí, por Navidad (aunque nos íbamos a ver la semana siguiente, mediados de diciembre aún). Le pregunté si quería que lo abriera, ya que sé que a los japoneses no les gusta, me dijo que ella para muchas cosas ya no era japonesa o que estaba acostumbrada. Lo abrí, era un sobre cuadrado grueso que contenía una tarjeta de Winnie the Pooh y una moneda de chocolate con un dibujo de Papá Noel. La tarjeta decía lo siguiente: cara izquierda “I want to know about your country more (el orden correcto sería I want to know more about your country, by the way) Have a great Holidays!! (aquí la concordancia brilla por su ausencia y las mayúsculas van a su aire); cara derecha: “Dear Elena” -debajo la tarjeta recogía “A Wondiferous Christmas from Winnie the Pooh”- “It was good and interesting to talk about Spain at your Spanish class” –esto me sonó un poco a “además es justo y necesario… parte de una fórmula que se dice en misa- Yoko.” Las correcciones no son por mala leche, es que mi trabajo ahora consiste en parte en eso. Lo cierto es que me hizo ilusión la tarjeta y el chocolate (sorry, it is only a detail, se excusaba) pero me dejó un poco descolocada en medio de aquel despliegue de confidencias. En cuanto me descuidé, Yoko me puso a traducir la receta de una sopa de vaca del inglés al español. Gran parte del video de la suegra era mostrando cómo hace el guacamole y diversos platos más. El novio le había mandado la receta del “Beef Consome” (creo que se llamaba así) en inglés pero no en español y traducirla él le hubiera supuesto un retraso ya que él no tiene Internet y ella exponía al día siguiente. Tuvo su gracia andar traduciendo lo de cuarto y mitad de carne de vaca. En algún momento le di dos opciones, una más mexicana y otra más española (“beef” para los mexicanos es carne de res, al parecer, y para nosotros vaca). Le estuve explicando algunos detalles y asegurándome de que entendía mi letra. Luego ambas leímos la receta. Me preguntaba si me gustaba su obra y le dije que sí. Ver el conjunto, montado y las fotos originales retocadas en Photoshop e integradas en una secuencia con un propósito me produjo una sensación muy distinta a aquellas fotos de pescados en un mercado. La verdad es que estaba bastante sobrepasada con tanta información a la vez y tanta carga biográfica, pero me pareció que esta Yoko tenía cosas que contar y poseía un lenguaje personal para hacerlo. Me dijo que necesitaba que escribiera sobre su obra en español y que me pagaría pero luego no volvió a hablar del tema. Ya le preguntaré.

2 respuestas a «Christmas a la japonesa y una sopa de carne bilingüe»

  1. Guaaaaaaaaaauuuuuuuuuuuuu!
    Me encanta la historia de Yoko.
    Júrame que no te la has inventado, por favor.
    ¿Hay alguna página en Internet donde ver algo de su obra?

  2. Me alegro de que te guste. Y no, no me lo he inventado. De hecho me he dejado en el tintero algunos detalles interesantes. Que yo sepa no tiene nada en Internet, pero le preguntaré “back in London”. Participará en una exposición en el “college”, así que es posible que lo vuelquen a alguna web.
    Merry Christmas to everybody. Pues eso, que Feliz Navidad.
    Elsinora.

Los comentarios están cerrados.