Yoko “come” de todo

¿Entiendes lo que dice? Me preguntaba Yoko con los ojos muy brillantes. Claro que lo entendía, a pesar del ruido de la cafetería de la facultad, y a pesar de que algunas de sus expresiones sean diferentes a las españolas. La mujer se sentía muy complacida por ser considerada como un personaje, que aquello tan normal en su medio se convirtiera en motivo de entrevista. Se le había quedado una sonrisa un poco tonta, pero al mismo tiempo con mucho sentido.
El resto de su obra consistía en muchas fotos personales. De Yoko, quiero decir y de su entorno inmediato. Una serie se llamaba “Body parts” y recogía partes de cuerpos masculinos y femeninos. Primero de su novio y de ella y después de una novia de Yoko, según me explicó ella misma “I´m bisexual too”. No me quedó muy claro a qué venía el “too”, si además de artista era bisexual o además de qué, pero en fin, la gramática inglesa de esta mujer es un poco escurridiza (seguro que la mía también). La novia (girlfriend) de Yoko es o era mexicana y parte de lo que reflejaban las fotos era una melena larga rizada negra mostrada como una textura bastante plana y bastante hermosa (una cierta ligereza del diseño, más como un dibujo que como una foto). Una foto de origen desconocido mostraba un pubis femenino. Todo fue tan rápido que no me estaba dando tiempo a asimilar tanta información. Otra de las fotos mostraba a Yoko con un kimono (pequeña y delgada, con ese aire de intemperie que con ropa occidental se le nota menos pero es aún visible) mientras su cabeza estaba siendo rapada. Me contó que es una ceremonia de duelo que se hace cuando te dejan. Después se la veía a la orilla de un río calva y con su kimono tirando la vieja relación (o el pelo, no sé; el caso es que algo simbolizaba) y preparándose para una nueva etapa. Yo la parte positiva no la veía, simplemente me pareció montar un entierro y un duelo por algo no tan grave, pero supongo que a nivel simbólico (a mí que me gustan las cosas de psicomagia de Joroswky) y sobre todo dentro de la cultura japonesa debe tener su utilidad terapéutica. A pesar de la rapidez de las escenas y las explicaciones a vuelapluma de Yoko mi lado marujo iba deduciendo –no sé si acertadamente o no- que esa ruptura era con el novio mexicano número 1, llamado Carlos como el segundo, pero a lo mejor estoy equivocada y la ruptura fue con la novia mexicana de pelo largo (el orden de las fotos daba a entender que yo estaba en lo cierto, pero cualquiera sabe). También había… Continuará.

2 respuestas a «Yoko “come” de todo»

  1. El humor que no falte, aunque sobren las pantallas, las horas sentada frente a ella y falten las horas sin pantallas, o algo asi… que me lio.
    En fin, besos.

Los comentarios están cerrados.